domingo, 19 de julio de 2009

Aquella Rosa Muerta Y Marchita...


Es tan patético ver como una y otra vez te torturas con la misma imagen, te tropiezas con la misma piedra, te agobias por el mismo problema, te cortas con el mismo cuchillo, te pinchas con la misma espina de aquella rosa muerta y marchita... Ver como le das vuelta una y otra y otra vez al mismo circuito de carreras que una vez llegaste a conocer y que ahora te obsesiona el hecho de que este circuito esta cerrado y forma parte del pasado. Y Quieres volver... Y quieres dejar atrás todo el daño que te hiciste a causa de tantas pruebas, como ese día cuando tomaste el volante la primera vez y superaste tu primera prueba. tomar el rumbo de tu vida, superar obstáculos y sin embargo te quedaste enfrascado y sin ganas de seguir, es mas frustrante aun querer sacarte de un hoyo del cual ni tu mismo quieres salir, entonces aprende que la vida no es fácil, que las personas van y vienen y que de una u otra forma, todo tiene una razón de ser.

1 comentario:

Pececillo con volantes dijo...

Todo tiene una razón de ser pero a pesar de ello hay veces que resulta difícil recordarlo y que incluso ese daño que parecemos gozar (puro sadismo) servirá para hacernos más fuertes (o no).